El cuidado de la piel del rostro es muy importante para que con el paso de los años siga luciendo espléndida. Llevar a cabo unos hábitos de higiene respetuosos con la piel es fundamental para conseguirlo, por eso realizamos un tratamiento de higiene facial profunda para eliminar impurezas, células muertas e incluso los puntos negros.

¿En qué consiste el tratamiento?

Este tratamiento dura aproximadamente una hora y media y consta de una serie de pasos para garantizar una limpieza profunda y oxigenar y renovar las células de nuestra piel. A continuación te mostramos todos los pasos que seguimos:

Limpieza y desmaquillado
Consiste en eliminar cualquier resto maquillaje y limpiar la piel eliminando la grasa y las impurezas que pueda presentar.

Apertura de poros con vapor y ozono
Gracias al vapor, ayudamos a suavizar la piel, facilitando la eliminación y extracción de las impurezas y espinillas.

Extracción manual de espinillas y puntos negros
En este paso se lleva a cabo la extracción de los puntos negros y espinillas con la ayuda de una gasa o algodón humedecido con una loción antiséptica. Normalmente, comienza en la conocida como zona T, que suele ser la zona más afectada, y a continuación las mejillas y resto del rostro.

Cierre de poros y acción antibacteriana con Alta Frecuencia
Después de la extracción manual, se utiliza un aparato de alta frecuencia para ayudar a que la piel se calme y se recupere con mayor rapidez.

Eliminación de células muertas
Este paso se realiza a mediante un peeling exfoliante o exfoliación mecánica, realizada con punta diamante.

Masaje tonificante y descongestionante
Se realiza un masaje facial para que la piel se tonifique, se relaje y descongestione.

Mascarilla facial y velo revitalizante
Por último, se aplica una mascarilla adaptada a tu tipo de piel, ya sea seca, mixta, grasa o sensible. Este paso es fundamental para aportar hidratación y luminosidad al rostro.

Un tratamiento adaptado a tu tipo de piel

El primer paso es establecer cuál es tu tipo de piel para poder adaptar el tratamiento a tus necesidades, ya que los cuidados necesarios para una piel seca no son los mismos que para una piel mixta. El precio del tratamiento es de 65€ aproximadamente.

Recomendaciones después del tratamiento

Después de la limpieza profunda, se debe evitar exponer el rostro al sol, así como usar productos ácidos o cremas demasiado grasas. En cambio, si es recomendable utilizar productos calmantes y cicatrizantes de la piel.

El profesional puede ofrecerte una serie de consejos personalizados en función de tu tipo de piel para que el resultado sea más efectivo. Ahora que conoces en qué consiste este tratamiento, no dudes en probarlo en tu rostro y aportarle toda la italidad y luminosidad que se merece.