Todo cambia

Cada día es más frecuente la realización de tatuajes decorativos. Sin embargo, también crece la necesidad de eliminarlos por motivos sociales o laborales. Los tatuajes realizados en zonas visibles, como manos, brazos o cuello, pueden interferir en la vida laboral, hasta el punto de no poder acceder a profesiones que requieran la atención presencial al público. Igualmente, los tatuajes que conforman el nombre de una persona, en ocasiones pueden influir en la vida personal de quien se lo hizo.

El tatuaje es una opción decorativa perfectamente válida, siempre que se realice en centros especializados y que cumplan una serie de requisitos. Sin embargo, muchos de los tatuajes se realizan por impulso, sin pensar en futuras consecuencias.

Todo tiene solución

A la hora de determinar el tratamiento es necesario realizar una evaluación personalizada de cada paciente. El color, el tipo de tatuaje y su localización corporal son variables que condicionan los resultados, una vez analizadas estas características de su tatuaje, procederemos a elegir el método láser más adecuado. No obstante seguiremos unos protocolos para cada paciente de manera individualizada. Todos nuestros tratamientos se realizan con tecnología láser médico Q-Switched Nd:YAG de Alma Láser, siempre realizados y supervisados por profesionales médicos.

Nuestro tratamiento

A la hora de eliminar los tatuajes, seguiremos este protocolo:

  • Crema anestésica

    La anestesia tópica se aplica sobre el tatuaje una hora antes del tratamiento, de esta manera se reducen las molestias que la técnica puede ocasionar en los pacientes.
  • Parametrización del láser

    Nuestro médico especialista ajustará los parámetros del láser en función de las características de cada tatuaje.
  • Fracción de partículas de pigmento

    La luz del láser actúa fraccionando las partículas de tinta o pigmento y las altera químicamente. De esta forma, son reabsorbidas por el organismo a y se eliminan mediante el drenaje linfático. Tras cada sesión, el pigmento es menos visible.
  • Cuidados tras el tratamiento

    Una vez finalizada la sesión, aplicamos una pomada antibiótica en la zona tratada y la cubrimos con una cura oclusiva. Esta cura debe realizarse a diario, hasta que la piel se recupere.