En las mujeres son muchas las causas: cesáreas, isterectomías, marcas de acné, reducción mamaría, cortes… y no se limitan a una zona del cuerpo, sino que pueden estar en el rostro, la espalda, las manos

Algunas que no son visibles es fácil disimularlas, pero las que hay en la cara, en el cuello o en la cabeza son visibles, tradicionalmente se ha recurrido al maquillaje para disimularlas, pero los nuevos tratamientos médico-estéticos con láser evitan estar pendientes de ello, ya no será necesario disimularlas, simplemente se conseguirá la regeneración cutánea y serán apenas perceptibles.

Tratamiento

Al tratar las cicatrices, lo que se busca, principalmente, es una mejora estética de las mismas, que se mimeticen con la piel circundante y que apenas se noten diferencias en cuanto a textura, color y tamaño.

El tratamiento variará en función de cada persona, del tipo de cicatriz que presenta, o el tiempo que ha pasado desde que se ocasionó. En todos los casos, un profesional del campo de la medicina deberá asesorarle sobre los diferentes tipos de tratamiento.
La tecnología láser independientemente del tipo que se emplee, se basa en la capacidad para inducir daño térmico en la piel, tanto en la superficie como en profundidad, y de esta manera activar su regeneración, eliminando las inestéticas cicatrices.

Con el empleo de esta técnica se combina la tecnología láser y el empleo de medicamentos de uso tópico. Es muy rápido, indoloro y permite una inmediata incorporación a la actividad diaria. Es apto para todo tipo de piel y se ha demostrado su efectividad en todo tipo de cicatrices

Plaxpot. Es un sistema innovador ideal para procedimientos estéticos ya que se puede ajustar para un efecto más intenso en aquellos pacientes que lo necesiten, produciendo una pequeña lesión controlada en la capa superficial de la piel...)Las indicaciones para este láser son varias: cicatrices debidas al acné, piel laxa bajo los ojos, suavizar arrugas, disminuir los efectos del daño solar y suavizar las cicatrices traumáticas...