Los glúteos de las mujeres, habitualmente no presentan exceso de vello y en raras ocasiones precisan de depilación láser en esta zona, no obstante sí es una zona muy demandada por el género masculino.

Interglúteos

La depilación láser en la zona perianal es mucho más delicada, ya que es una parte muy sensible del cuerpo, y se requieren posturas algo más incómodas que para el resto de zonas del cuerpo para poder realizar la depilación láser que si se realizase, por ejemplo, en las piernas o los brazos.

Es muy importante que el cliente se relaje y tenga plena confianza en nuestro centro y en el especialista que le va a hacer el tratamiento de depilación láser.

Glúteos

En el caso de los glúteos, dado que es una zona que apenas tiene exposición solar (excepto en verano con el uso del tanga), y poco bronceada, se logran excelentes resultados.

La depilación láser en glúteos no es dolorosa, aunque en ocasiones se puede producir ligeras molestias, que en la mayor parte casos con ayuda de cremas anestésicas desaparecen.

Las sesiones

Las sesiones de depilación láser, ya sea en la zona de los glúteos como en la zona interglúteos, puede aplicarse aproximadamente cada dos meses. Generalmente son necesarias entre 6 y 8 sesiones aunque depende de factores como el tipo de piel y el tipo de vello de cada persona.

Con la depilación láser de glúteos e interglúteos se evita la aparición de granitos que en ocasiones surgen con los sistemas de extracción (como por ejemplo la cera).