Aclarando conceptos

La Carboxiterapia es una técnica médica, que pese a ser sencilla implica tener conocimientos base de fisiología, bioquímica, medicina, muy importantes al momento de abordar un problema. Por otro lado si bien es solamente aplicar dióxido de carbono con una aguja, es preciso tener las destrezas necesarias para las técnicas de aplicación que difieren según el tratamiento y el efecto que se busque. La aplicación de CO2 además de producir radicales libres, favorece la producción de antioxidantes naturales en nuestros tejidos

Para todos

Afortunadamente hace tiempo que el cuidado del cuerpo no es exclusivo de las mujeres. La carboxiterapia es un tratamiento que puede ser realizado tanto a mujeres como a hombres. De hecho es perfecto para los tratamientos faciales en varones pues es ambulatorio, se puede hacer durante todo el año, y sus efectos son graduales y discretos; justo lo que buscan los hombres.

Sirve para…

La lista de aplicaciones de esta técnica es muy amplia: disimular cicatrices, tratar la grasa localizada, en casos de pie diabético, tratamiento de las secuelas del acné… ya que se trata de un tratamiento de fácil aplicación a mediante la inyección de dióxido de carbono con una aguja muy fina en las zonas que se quieren tratar. La inyección provoca una distensión del tejido subcutáneo y la posterior rotura de los adipocitos, además de promover la formación de colágeno y elastina. Activa la circulación por lo que mejora el drenaje y la eliminación de toxinas.

Sin apenas tiempo

La sesión de carboxiterapia dura 20 minutos y los resultados son visibles a partir de la segunda o tercera sesión. Además combinándolo con mesetaria los resultados son mayores. Se pueden realizar hasta 2 sesiones semanales.